Publicidad

 

 

En sesión plenaria del pasado 11 de junio la Consejera de Universidades, Ciencia e Innovación y Cultura contestaba a mi iniciativa acerca del estado de tramitación del expediente de declaración del silbo herreño como bien de interés cultural (BIC).

De dicha respuesta destaco dos cuestiones: primero, que argumentara que el expediente se encontraba en proceso de contestación de las alegaciones presentadas y, segundo, que era un asunto que no debía “politizarse”, sino tratarse como un asunto de “criterio científico” y velar porque el procedimiento se siga de acuerdo a la Ley de Patrimonio.

Estas palabras de la Consejera, aparentemente lógicas y correctas, me parecieron cuanto menos incoherentes, teniendo en cuenta la realidad del expediente.

Y es que, durante el trámite de audiencia e información pública, tan solo se presentaron dos alegaciones: una el día 12 de diciembre, por la Asociación del Silbo Gomero, y otra el 20 de ese mismo mes, por Eugenio Darias Darias. A día 11 de junio habían pasado, por lo tanto, seis meses sin que la primera de las alegaciones se hubiese contestado aún.

Por otro lado, el pasado 17 de junio recibía respuesta escrita a otra de mis iniciativas con respecto a este expediente. En ella se detallaban los trámites pendientes de realizar, lo que me llevó a plantear una nueva serie de preguntas dirigidas a la consejera, al margen del motivo por el que no se han contestado las alegaciones presentadas:

1. Motivo por el que aún no se ha requerido a la ULPGC la subsanación de defecto de forma en su informe de declaración del silbo herreño como BIC, recibido hace casi un año o, en su lugar, requerir nuevos informes de instituciones consultivas

2. Motivo por el que no se ha convocado aún la Ponencia Técnica de Patrimonio Arqueológico, Etnográfico y Paleontológico para que emita su dictamen al respecto del silbo herreño como BIC

3. Motivo por el que todavía no se ha convocado el Consejo de Patrimonio Cultural de Canarias para que a su vez emita el preceptivo informe favorable a la propuesta de declaración de BIC del silbo herreño

El retraso en todos los puntos mencionados me lleva a pensar que, lamentablemente, este expediente sí se está ”politizando” y no se está siguiendo un riguroso “criterio científico”, de acuerdo al procedimiento.
Todo parece indicar que este expediente caducará sin resolverse el próximo mes de octubre y que nuestro silbo seguirá sin convertirse en BIC. Pero estoy segura de que ello no hará cesar el empeño de las instituciones herreñas, y mucho menos el de la Asociación del Silbo Herreño, el de José Gavilán López, el de nuestros silbadores y el de los familiares de aquellos silbadores que, lamentablemente, ya no están entre nosotros. Porque el silbo herreño es un ejemplo claro de la supervivencia de nuestras tradiciones y costumbres y, en palabras de D. Maximiliano Trapero, “el Silbo Herreño no es solo patrimonio de El Hierro, sino de toda Canarias”.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted da su consentimiento para que se utilicen cookies. More details…